Educación Física

logo

Profesorado curso 2014-15

Dª María José Rodríguez Bello

La Educación Física tiene como fin, junto con las otras áreas del currículum, la educación integral del individuo y el desarrollo armónico de todas las posibilidades del alumno en su preparación general en la vida como persona y ciudadano. Desde esta área se intenta educar las capacidades motrices de los alumnos. Ello supone desarrollar destrezas y habilidades instrumentales que perfeccionen y aumenten la capacidad de movimiento, profundizar en el conocimiento de la conducta motriz como organización significante del comportamiento humano y asumir actitudes, valores y normas con referencia al cuerpo y a la conducta motriz.

Éste área pretende el desarrollo del individuo mediante el ejercicio físico, tanto a nivel práctico como psíquico, teniendo en cuenta el momento evolutivo del alumno con unas características complejas y que en muchos casos se manifiestan de forma conflictiva, observando comportamientos de inseguridad, agresividad, timidez, rechazo, contestación, falta de motivación, etc. Por ello se procurará ayudar al adolescente a través de actividades físicas, a superar todos estos comportamientos que le producen inestabilidad. Por ejemplo, dándole conocimiento de su propio cuerpo, que sean conscientes de sus posibilidades y limitaciones, que puedan participar en actividades en grupo y comunicarse con el otro sexo, que sean capaces de liberar o encauzar sus tensiones, energías sobrantes, etc.

Se trata de crear un hábito de ejercicio y buena salud que el tiempo le ayudará a mantener y mejorar no sólo su forma física sino también su personalidad, dotándole de una mayor confianza en sí mismo y de una sociabilidad que le permita fomentar la colaboración y convivencia con los demás.

La enseñanza de la Educación Física y Deportiva en estos niveles educativos, deberá proporcionar además a los alumnos la información necesaria para que pueda ejercitar una actitud crítica ante el fenómeno socio cultural que hoy representan las actividades físico-deportivas en cualquiera de sus aspectos.

img1Cada vez estamos más inmersos en una sociedad industrializada, mecanizada y con un tiempo libre cada vez mayor y esta asignatura se ve en la necesidad y en el deber de dotar a los alumnos de una serie de capacidades, conocimientos, hábitos, destrezas, intereses y motivaciones que promuevan y posibiliten la participación futura en actividades físicas en el campo del ocio, bien a través de la actividad física, juegos, deportes, marchas, acampadas, etc.,  o como espectador crítico ante fenómenos deportivos y culturales relacionados con el cuerpo y el movimiento.

El adolescente en esta etapa necesita desarrollar sus capacidades de movimiento, lo cual le ayudará a llegar a la etapa de adulto con plenas capacidades funcionales, con hábitos saludables y buena actitud hacia las actividades físicas.

La Educación Física en esta etapa educativa, contribuye a profundizar en el conocimiento y desarrollo de la conducta motriz de los alumnos y alumnas. El perfeccionamiento de las capacidades y habilidades motrices (expresivas, deportivas, relativas al medio natural.), siguen constituyendo los ejes fundamentales de la acción educativa en esta área, orientándola hacia una función de conocimiento del propio cuerpo y de sus posibilidades motrices.

La Educación Física, ha integrado diferentes finalidades de la educación de la conducta motriz que han estado presentes en los currículos escolares y que actualmente se manifiestan como respuesta a la confluencia de distintos factores sociales y culturales.

Son precisamente los rasgos sociales y culturales, en equilibrio con la atención al desarrollo de las capacidades de los alumnos, los que orientan la acción educativa hacia el predominio de unas u otras finalidades de la Educación Física escolar. Entre estas características socioculturales es preciso señalar que el desarrollo de la sociedad postindustrial contribuye, cada vez más, a fomentar actitudes sedentarias que originan problemas de salud física, mental y social, y, al mismo tiempo, a la generación de lo que se comienza a denominar “Civilización del Ocio”.

En este contexto, y en continuidad con las capacidades desarrolladas en las etapas anteriores, la línea de actuación de la Educación Física se establece en torno a dos concepciones relevantes.

a) la mejora de la salud, incluida la adopción de actitudes críticas ante aquellos factores que inciden negativamente en la misma.
b) la orientación instrumental del perfeccionamiento de habilidades motrices para el disfrute activo del tiempo de ocio.

En contrucción.