Educación Plástica y Visual

logo

“El artista es la mano que, mediante una tecla determinada, hace vibrar el alma humana”

Wassily Kandinsky

Las Artes Plásticas han documentado la historia de la humanidad. Son una forma de expresión universal porque no tienen barreras de idiomas ni colores, y permiten una diversidad de manifestaciones tan amplias como la creatividad de las culturas lo permita.

La Educación Plástica y Visual conecta al alumnado con el extenso ámbito de la cultura de la imagen, el arte, los medios de comunicación y las tecnologías audiovisuales. El lenguaje visual y plástico constituye un medio de comunicación que el alumnado ha de utilizar desde cualquier materia de trabajo, tanto en su formación académica, como, posteriormente, en el mundo laboral.

Nuestro desarrollo como individuos se realiza a partir de estímulos sensoriales, gran parte de los cuales son de naturaleza visual y táctil. La información recibida a través de estos estímulos proviene de la naturaleza y de las obras creadas por el hombre. Para que dicha información pueda ser asimilada, es necesario reflexionar críticamente sobre el entorno visual y plástico, todo ello, hace que la materia de Educación Plástica y visual sea imprescindible para la educación integral del individuo.

Esta materia contribuye a aumentar la autoestima y la seguridad de los alumnos, los hace partícipes de la cultura visual y artística que nos rodea y fomenta la crítica razonada hacia los mensajes exteriores.

El punto de partida de la materia, y aquello que ha de tomarse como referencia es el mundo cotidiano de imágenes y hechos plásticos en que vive el alumno (arquitectura, diseño, cómic, cine, televisión, fotografía, vídeo, videojuegos…) asimilando el entorno visual y plástico de manera crítica y reflexiva, ya que la educación en la imagen permite un acceso más profundo a la realidad y a la vez una capacidad de distanciamiento crítico respecto a ella.

Es necesario el conocimiento y la comprensión de las distintas etapas que constituyen el proceso creativo, para ello aunamos dos vías para abordar los contenidos de la materia: saber ver y saber hacer.

El saber ver profundiza progresivamente en la percepción visual, la comprensión conceptual y el análisis del hecho plástico y del entorno visual. También abarca la capacidad de apreciación y disfrute de las artes visuales, sobre todo aquellas que tiene en su entorno inmediato, así como la de apreciar y respetar el patrimonio artístico.

El saber hacer que implica saber ver, se manifiesta de dos modos: la expresión y la representación. Se refiere por lo tanto, a los procedimientos y las técnicas instrumentales que el alumno deberá conocer y al modo en que sea capaz de expresarse a través de ellas.

Desde esta materia, fomentamos la realización de trabajos en grupo, como un medio fundamental de expresión, de relación interpersonal y de superación de inhibiciones y prejuicios, así como de rechazo a cualquier tipo de discriminación. Los alumnos deben aprender a escuchar ideas y pensamientos distintos de los propios, analizarlos, confrontarlos con los suyos y construir a través de la interacción social y la adquisición de conocimientos, aprendiendo a argumentar y evolucionar sus ideas.

Estimulamos la creatividad enfatizando las posibilidades creativas en cada ejercicio o experiencia, ofreciendo la posibilidad de afrontar el trabajo desde la perspectiva de la sensibilidad personal para, alcanzando los objetivos concretos planteados, encontrar soluciones personales; aportando al alumno en todo momento la seguridad y la confianza necesarias en sus capacidades personales y artísticas.

Utilizamos las Tecnologías de la Información y la Comunicación como recurso fundamental en la creación. Éstas, no sólo deben ser una herramienta más, sino un buen vehículo para motivar, conocer, explorar y descubrir nuevos medios de expresión.

 

Profesorado curso 2014-15

Dª Idilia Fernández